¿Por qué no, París? #1 | ATDMV

Buenos dias a todos, como ya comenté ayer quiero meterle más secciones a mi blog, y esta mañana desayunando he pensado una que no será muy seguidamente, pero espero que si os guste. Y va a ser los capitulos de una historia que estoy escribiendo. La historia se llamará como pone en el título : ¿Por qué no, Paris?. Por ahora solo llevo el primer capítulo y es el que voy a dejar hoy aqui, asi que sin decir mucho más os lo dejo. 


Jueves, 1 de Julio. Ha costado mucho llegar hasta hoy, pero por fin sabré mi nota de selectividad. La verdad es que estoy muy nerviosa. Cuando salí del último exámen hace una semana, estaba bastante contenta con el resultado. Pero ahora ya no estoy tan convencida de ello incluso tengo miedo de que no me llegue la nota para ir a la universidad que quiero. No es una nota muy alta, pero si un poco difícil de sacar y además siempre está el miedo de que no conoces a las personas que van a corregir tu exámen, y pueden ser buenas o malas.


Desde pequeña siempre me ha gustado todo lo relacionado con la moda, me ponía los tacones de mi madre, me pasaba la tarde observando su gran vestidor con el deseo de cuando fuera grande tener uno igual. Así que cuando tuve que decidir que iba a estudiar después de instituto no lo tuve nada difícil. Estudiaría diseño de moda en Madrid. Solo había un problema que no me gustaba mucho, me iba a separar de mis dos mejores amigas Daila y Aitana. Las conocí hace tres años cuando me apunté en una academia para poder aprobar inglés, desde que empecé cuarto de la eso se me empezó a dar fatal y los profesores que me tocaban en el colegio no ayudaban mucho. Pero gracias a la academia terminé sacando muy buenas notas en inglés y las conocí a ellas así que no me quejo de que tuviera que apuntarme. Daila se quería ir a Alicante a estudiar Matemáticas, aún no me explico quién quiere dedicarse a estudiar eso. Y lo digo yo que mi asignatura favorita era matemáticas pero tanto para dedicarme a ello no. Daila no tiene que sacar tanta nota como yo, pero siempre ha sido una empollona así que la nota no es un problema para ella. Por el contrario Aitana se quiere ir a Málaga, siempre le ha gustado más el sur y además tiene familia allí por lo que será la que tenga más facilidad al adaptarse. Ella quiere estudiar Estudios ingleses, y aunque a ella el inglés se le da genial las demás asignaturas no tanto. Y es la que tiene menos posibilidades de aprobar de las tres, pero aún así confío mucho en ella y sé que lo va a sacar.
-OINK OINK-
Quien escuche mi sonido de notificación de móvil se va a reír de mí, ¿A quién se le ocurre tener el sonido de un cerdo en el móvil? Solo a mí, pero ¡es que son tan bonitos! DAM ♥Es el grupo de WhatsApp de las chicas.
Daila dice: ¡Chicas! Mirad la página, ¡ya están las notas!
Mara dice: ¿En serio? ¡Qué nervios!
¿Qué has sacado?
Daila dice: ¡un 11, 46! Estoy que no me lo creo, ya me veo en la puerta de la universidad con mi carpeta y pérdida buscando mi clase. ¡Qué emoción!
¿Y vosotras chicas?
Aitana dice: Yo aún me estoy metiendo, mi internet hoy no quiere ir.
¡Que buenísima nota! Te envidio mucho pero ya sabes que todo con amor.♥
Mara dice: Chicas!! Un 11!! Un 11! Que entro en la que quería! Que ilusión, tenemos que salir a celebrarlo!
Aitana dice: Felicidades Mara!! A ver si mi nota es buena como la de vosotras y también entro!
Daila dice: Claro que si tonta, por lo menos en inglés tienes un diez mínimo!
Mara dice: Pues claro! Y en las demás aunque no tengas tan buena nota pero ya verás que lo sacas!
Después de esto Aitana no dijo nada hasta pasado unos minutos, y la verdad que me asusté que estuviera tanto tiempo en silencio. Porque eso no era muy buena señal.
Aitana dice: Un 8,7 chicas!! No me lo creo!! Os invito a unos cubatas esta noche a las dos! Esto hay que celebrarlo.
Tras felicitar a Aitana me fui directa a mi armario. Estaba bastante contenta por las notas que habíamos sacado las tres, pero habíamos quedado en dos horas, y yo era de pensar con mucha antelación lo que me iba a poner. Me planté delante de mi armario de esquina y abrí las puertas. Me quedé unos minutos mirando toda mi ropa, no era demasiada, pero la verdad estaba bastante contenta con toda ella. Saqué varias prendas y comencé a hacer distintos conjuntos. Tenía dos perfectos, y la verdad que los dos eran de mis favoritos, pero al final opté por una falda negra suelta, una blusa blanca metida por dentro, un collar multicolor, sandalias negras, y por último un pequeño bolso negro. Antes de vestirme decidí darme una ducha rápida y después comenzaría a pintarme. Tampoco es que me pinte mucho, solo me suelo echar máscara de pestañas, corrector, colorete y vaselina. Así que lo que más tardaría sería elegirla ropa pero ya la tengo, solo espero que las chicas también sean rápidas y no me hagan esperar si llego la primera.
Al salir a la calle hacia muy buena temperatura, y se notaba que las clases ya habían terminado porque Zaragoza estaba repleta de personas que dificultaban en ocasiones el paso. Cuando llegué al bar donde habíamos las chicas, y como temía no había llegado ninguna. Pero preferí entrar y coger una mesa antes de que se llenase por completo. Encontré una fácilmente, y nada más sentarme un camarero vino a atenderme.
-Buenas noches, ¿Qué te pongo? - Preguntó sin apenas ánimos, así la verdad que no iban a conseguir que la gente vuelva a venir, si se le va a atender de tal manera.
- Un nestea- dije un poco seca, pero tampoco le iba a contestar amable si no había recibido la amabilidad por su parte. Asintió con la cabeza y se marchó detrás de la barra.
-¿Ya estás ligando con los camareros?- Detrás de mi apareció Daila, que iba vestida tan perfecta como siempre.
-Claro que no, eso ya te lo dejo a ti. - Le di dos besos, justo cuando volvió el camarero soso y le tomó nota. - ¿Y Aitana?
-Justo detrás tuya- Me giré y vi a Aitana que venía súper eufórica, como cada vez que tenía una gran idea.
-¡Chicas! Se me ha ocurrido algo que es un poco una locura, pero nuestras notas de selectividad se lo merecen. A parte de brindar con chupitos, ¿Por qué no hacemos algo más a lo grande?
-Aitana, no te entiendo, así que ve al grano y déjate de rollos
-Siempre tan sosa Daila, he pensado que ¿Por qué no nos vamos las tres de viaje a otro país? - Me apetecía un montón la idea de irme con mis dos mejores amigas a otro país, pero no tenía muy claro si me iban a dejar o no. Aunque, ¿Qué perdía por intentarlo?
-¡Me encanta la idea! Pero, ¿A qué lugar has pensado? - Pregunté.
- Pues la verdad es que he pensado muchas ciudades, Londres, Roma, Verona, Dublín...
En seguida se me ocurrió una ciudad que ya había visitado, pero no lo había echo con ellas dos y creo que podría ser un gran viaje.
-¿Por qué no, París?

1 comentario:

Si quieres aportar un granito de arena para que el blog crezca, un comentario siempre está bien
Cuando pueda me pasaré a devolverte el comentario :)
Gracias por dejar unos minutos en leer mi entrada <3